Conecta con nosotros

Vinos de Heredad de Urueña repiten por segundo año consecutivo en la recepción de los reyes de España en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional

José Luis Rodríguez explica que se trata de un hecho “muy importante” que respalda “la imagen de calidad” de los vinos que elaboran

Publicado

el

ICAL Vinos de Heredad de Urueña repiten por segundo año consecutivo en la recepción de los reyes de España en el palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional

 

Los vinos de Castilla y León volvieron a ser protagonistas en la recepción que ofrecieron los reyes de España en el Palacio Real, con motivo de la Fiesta Nacional. Un año más y ya van dos seguidos, un tinto y un blanco elaborados por el grupo Heredad de Urueña, que preside José Luis Rodríguez, deleitaron los paladares de los asistentes al acto protocolario, en el que estuvieron presentes los presidentes de la Junta y de las Cortes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco y Luis Fuentes.

En concreto, el tinto seleccionado por la Casa Real para tan solemne acto fue ‘Santo Tempranillo’, del Pago Heredad de Urueña; y el blanco, ‘Víctor de Valdeguariza’, verdejo de la DO Rueda.

El presidente de Heredad de Urueña, José Luis Rodríguez, destacó a Ical, que están “muy satisfechos” de que los vinos de su bodega hayan sido seleccionados de nuevo para el acto de la Casa Real. Explicó, en este sentido, que se trata de un hecho “muy importante” que respalda “la imagen de calidad” de los vinos que elaboran.

Rodríguez recordó que sus vinos fueron elegidos también para el palco del estadio Santiago Bernabéu, y se pudieron degustar sus obras durante la celebración de la Copa Libertadores, entre el River Plate y Boca Juniors. “Son acontecimientos muy importantes para una bodega relativamente joven que se creo en 2005”, resumió.

Heredad de Urueña está situada en el centro de Castilla, a los pies de la villa de Urueña, enclavada en la Tierra de Campos. La familia Rodríguez León desarrolló un proyecto integral de restauración y recuperación de una alquería castellana, en una finca que data de finales del siglo XVII: con su casa de labranza, cuadras, palomar, lagar y bodega semi-enterrada, con bóveda de ladrillo y pilares de piedra. Fue la parte central de una extensa viña en las laderas de la histórica villa de Urueña, hoy centro cultural de la zona. Esta propiedad ocupaba parte del paraje denominado “Pago de las Viñas”, registrado en el Catastro del Marqués de la Ensenada.

Tras la restauración de los edificios y de la recuperación del cultivo de la vid, “Heredad de Urueña” ocupa en la actualidad veinticinco hectáreas. Los viñedos están dedicados a las variedades autóctonas de Tempranillo, que se completan en menor proporción con Syrah, Merlot y Cabernet, procedentes de viveros franceses. De este modo se ha recuperado en Urueña el cultivo de la vid y la elaboración de vinos, según explican desde el grupo.

Además de este pago, el grupo “Heredad de Urueña” posee y gestiona “Moisés Gran Vino S.L.”, con viñedos centenarios prefiloxéricos y bodega propia, situados en Morales de Toro, donde también cuentan con el paraje del que sale la uva para los vinos ‘Víctor de Valdeguariza’ de la DO Rueda.

Lo + visto

Pin It on Pinterest