Conecta con nosotros

Un grupo de investigación de la UVa participará en 2020 en las misiones a Marte de la ESA y la NASA y en otra japonesa en 2024

El equipo que lidera Fernando Rull ha diseñado un instrumento para detectar posibles signos de vida en el planeta rojo y un sistema de técnicas espectroscópicas para analizar química y estructuralmente su superficie a distancia

Publicado

el

Miriam Chacón / ICAL Firma del protocolo general de actuación entre la Universidad de Valladolid (UVa), la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento y la Diputación de Valladolid, la Confederación Vallisoletana de Empresarios y la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Valladolid, para potenciar la participación de la institución académica, a través de su grupo de investigación Erica

 

El Grupo de investigación Erica (EspectroscopíaRaman e Infrarroja aplicado a Cosmogeoquímica y Astrobiología) de la Universidad de Valladolid (UVa), dirigido por el profesor Fernando Rull, participará en las próximas misiones de exploración a Marte en 2020, lideradas por la Agencia Espacial Europea (ESA) y de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA ). Además, estará presente en otra japonesa en 2024.

En concreto, el equipo vallisoletano ha diseñado el instrumento Raman para la misión Exomars de la ESA para la detección de signos de vida en el planeta rojo mientras que en el caso de la misión Mars 2020 de la NASA equipará un sistema de calibración en la SuperCam para analizar química y estructuralmente la superficie de Marte, gracias a técnicas espectroscópicas. Por último y confirmada la última semana, la colaboración en la misión japonesa (Martian Moons eXploration) tratará de traer muestras del satélite marciano Fobos a la Tierra para un posterior análisis de fragmento de una de las lunas de Marte.

La presentación de las contribuciones de “gran trascendencia” del equipo de investigación de la UVa en estas misiones a Marte se tradujo hoy en la asistencia del representante de NASA en España, Anthony Carro, pero también de la consejera de Educación, Rocío Lucas; el alcalde de Valladolid, Óscar Puente; el presidente de la Diputación, Conrado Íscar, y los responsables de la Cámara de Comercio de Valladolid y la Confederación Vallisoletana de Empresarios, que acompañaron al rector de la Universidad, Antonio Largo. Todos ellos mostraron su apoyo a la institución académica para “potenciar” el apoyo en la misiones para la exploración del planeta rojo. Un apoyo que se tradujo en la firma de un protocolo de actuación, por el que cada administración e institución se compromete a aportar 40.000 euros.

El catedrático emérito, ingeniero técnico y doctor en Físicas con premio extraordinario por la UVA, el profesor Rull, agradeció el apoyo de todas las instituciones al recordar que es “absolutamente necesario” contar con la financiación para llevar a cabo la investigación. También valoró el “aliento en el cogote” de todas ellas porque los investigadores trabajan solo mucho tiempo “colgados de la brocha”, por lo que reciben muy bien el apoyo de las administraciones y otras organizaciones al ser la “correa de transmisión” con la sociedad.

El investigador tuvo palabras especiales para la Universidad de Valladolid porque participa, desde posiciones de liderazgo “desde ya”, en tres misiones a Marte. “Es un hecho a destacar porque una universidad de tipo medio lidera algo que poquísimas instituciones universitarias del mundo pueden llevar a cabo”, sentenció. No en vano, la contribución en SuperCam para NASA 2020 surgió de una invitación directa al investigador de la UVa por parte del equipo director del instrumento y se materializó formalmente mediante un acuerdo firmado entre la dirección de NASA y la Universidad de Valladolid en el año 2015.

Fernando Rull, quien trabaja desde hace más de quince años en el desarrollo de instrumentación espectroscópica para misiones espaciales –en particular la exploración robótica de Marte-, significó que el instrumento Raman para la misión Exomars de la ESA permitirá detectar posibles signos de vida en el planeta rojo. En concreto, se trata del primer aparato de la historia usando esta técnica que ha sido desarrollado y calificado por el espacio y que en la actualidad está en proceso de integración dentro del vehículo europeo.

 

Análisis mineralógico y geoquímico

En NASA, el equipo dirige el sistema de calibración del instrumento SuperCam, que es el más sofisticado de la misión y consiste en una combinación de cinco técnicas espectroscópicas capaces de analizar la superficie marciana a distancia. El investigador precisó que la “clave” del nuevo sistema de calibración es que va a permitir la correlación entre las mencionadas técnicas, lo que representa un importante salto adelante en el análisis mineralógico y geoquímico de Marte.

Fernando Rull mencionó , según recogió Ical, el gran avance de la SuperCam que irá equipada en el vehículo que recorrerá Marte, al poder combinar diferentes técnicas analíticas. “Tradicionalmente, cada instrumento comporta una técnica analítica pero ahora se podrán estudiar conjuntamente en una misma posición la morfología, la estructura y la composición de Marte”, explicó. Un avance que, a su juicio, permitirá hacer “muchísimo mejor ciencia”, con una caracterización de la minerología, geoquímica, morfología y la posibilidad de detectar vida.

Precisamente, la aportación de la UVa ha sido diseñar una tarjeta de calibración para coger diferentes muestras en Marte, con cinco técnicas espectroscópicas. Como curiosidad, un trocito del planeta rojo (procedente de un meteorito que llegó a la Tierra) se devolverá “a su casa”. El investigador reconoció que lo fundamental de este instrumento es la parte de ingeniería mecánica, con sistemas que pueden soportar hasta 4.000 fuerzas G frente las 130 de un impacto de un Fórmula 1 a 300 kilómetros por hora. “Es algo de locos pero ha pasado todos los tests y las calificaciones de NASA”, declaró.

Rull subrayó que los prototipos que se derivan de la tecnología desarrollada y el conocimiento asociado que se genera para la exploración espacial permiten en tierra nuevas aplicaciones en sectores tan variados como industria y tecnología (colaboraciones con Repsol e Indra, en seguridad), medio ambiente (estudio de la estructura del hielo en el Ártico y de aguas ácidas en Río Tinto), patrimonio histórico-artístico (análisis de pigmentos de documento antiguos, estudio del trasaltar de la Catedral de Burgos y de los dibujos de la cueva de Altamira) y ciencias de la salud (detección espectroscópica precoz de marcadores moleculares en alzheimer).

El representante de la NASA en España destacó la importancia de misiones como Mars2020 para descubrir si hay o hubo vida fuera del planeta Tierra. Para ello, el robot que recorrerá Marte se trasladará a un cráter de 40 kilómetros donde se cree que pudo existir 200 metros de agua. Expuso que la misión saldrá en julio de 2020 para llegar a Marte siete meses después.

El rector Antonio Largo reconoció que es un “orgullo” que la Universidad de Valladolid contribuya a un evento científico de esta magnitud. “La ciencia y la innovación realizada aquí permite que un pedacito de Castilla y León vaya a Marte tres veces”, afirmó. También, apostó porque este conocimiento desarrollado en la UVa no se pierda y pueda ser transferido al entorno empresarial y socioeconómico de la ciudad y la Comunidad.

Además, se felicitó porque la actividad investigadora del grupo Erica tiene un mayor recorrido, a largo plazo, con la misión de 2024. Todo ello, a su juicio, demuestra el equipo del profesor Rull sigue siendo competitivo.

 

“Ciencia en mayúsculas”

La consejera de Educación destacó que este proyecto supone “ciencia en mayúsculas” que nació en Valladolid y Castilla y León y permitirá cambiar el mundo. A su juicio, es “primordial” que la I+D+i se traduzca en medidas tangibles y reiteró el apoyo de la Junta, tal y como lo expresó su presidente Alfonso Fernández Mañueco en el discurso de investidura, al ámbito universitario para impulsar la investigación.

En la misma línea, se expresó el alcalde de Valladolid, quien valoró la alta capacidad de los investigadores porque “aquí y en Castilla y León se hace investigación puntera y de primera calidad”. Conrado Íscar valoró que este tipo de proyectos sirgan para retener talento investigador y para estar en la vanguardia de la investigación.

Por último, Víctor Caramanzana (Cámara de Comercio) y Ángela de Miguel (CVE) apostaron por la transferencia del conocimiento y el establecimiento de vínculos entre la universidad y la empresa porque ambos deben estar unidos. Por ello, la presidenta de la patronal vallisoletana aseguró que tratará de implicar a más empresas de la provincia para que, en el marco de su responsabilidad social corporativa, colaboren con el proyecto de la UVA para la exploración de Marte.

Lo + visto

Pin It on Pinterest