Conecta con nosotros

El TSJ celebrará la vista de los recursos del caso Sara el 30 de octubre

El fallo judicial, tras el veredicto de culpabilidad del jurado, impuso prisión permanente revisable para un hombre como autor del crimen y 25 años de prisión para su pareja y madre de la menor

Publicado

el

 

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) celebrará el próximo 30 de octubre la vista por los recursos de apelación interpuestos por las partes contra la sentencia de la Audiencia Provincial, que condenó a un hombre y a su pareja por la muerte de Sara, la menor hija de ésta última. La vista comenzará a las 10.30 horas, según informaron hoy fuentes judiciales.

Uno de los recursos parte del abogado de Roberto Hernández, condenado a prisión permanente revisable por matar y agredir sexualmente a la menor, donde pide la repetición del juicio con jurado al entender que el juez-presidente del tribunal popular, Feliciano Trebolle, se condujo con “parcialidad” en las sesiones de la vista oral.

Tras la celebración del juicio con Tribunal del Jurado, que emitió un veredicto de culpabilidad, la Audiencia Provincial de Valladolid condenó a Roberto Hernández Hernáiz a prisión permanente revisable por el crimen de la pequeña Sara, cometido en Valladolid en agosto de 2017, al considerarle autor de un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento. Además, también le impuso una pena de 22 años de prisión por cuatro delitos de maltrato a persona especialmente vulnerable, un delito de maltrato habitual y un delito de agresión sexual a menor de 16 de años. En todos los delitos, según la sentencia hecha pública el pasado 5 de junio, concurre el agravante de odio por el origen rumano de la niña.

Por su parte, la madre de la menor, Davinia Muñoz García, fue condenada a 25 años de prisión como autora por comisión por omisión del delito de asesinato. Además, también se le impuso una pena de dos años y once meses como autora por comisión por omisión de tres delitos de maltrato con lesiones y un delito de maltrato habitual. En todos los delitos se le aplicó las atenuantes de obcecación y confesión que fueron apreciadas por el Jurado.

Ambos condenados deberán indemnizar de manera conjunta al padre de la menor con 85.000 euros y a la hermana de la menor con 70.000 euros.

En la sentencia, dictada por el presidente de la Audiencia Provincial, Feliciano Trebolle, no priva de la patria potestad ni de la prohibición de comunicación de la condenada respecto de su otra hija al aplicar la jurisprudencia del Tribunal Supremo que exigiría para ello que su otra hija hubiera sufrido los hechos o presenciado los mismos.

En la sentencia, dictada como resultado del veredicto de culpabilidad emitido por el Jurado y que se convierte en la primera condena a prisión permanente revisable en Castilla y León, se considera probado que el acusado fue el autor material del asesinato y de la violación, ya que el 2 de agosto de 2017, después de penetrarla vaginalmente, la golpeó de forma “brutal y salvaje”. Según el fallo, la niña tenía heridas en el cuello, “donde posiblemente la agarró” para golpearla en distintas ocasiones en la cabeza contra una superficie plana. A su vez, el magistrado indicó que el informe forense describe una conducta con tanta violencia que resulta difícil de entender.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest