Conecta con nosotros

Un brecha de 5.500 euros anuales separa a las familias de la Castilla y León rural de las que viven en las ciudades

Las diferencias entre la renta media de hogares en pueblos y ciudades se dispara hasta el 25% en Ávila, el 23% en Zamora y el 20% en León

Publicado

el

 

Una barrera más distancia a los habitantes de los pueblos y ciudades de Castilla y León. Las familias de la Castilla y León rural disponen de media de casi 5.500 euros menos al año que los hogares urbanos, una brecha que se agranda en las provincias menos dinámicas en lo económico, como Ávila, Zamora, León y Salamanca, es decir, con el oeste de la Comunidad.

Las diferencias de tejido productivo, de sectores económicos y, en definitiva, de oportunidades determinan el nivel económico de los hogares, lo que supone en términos monetarios una desventaja para aquellos que resisten en el medio rural, especialmente, en aquellas provincias menos desarrolladas, en las que además la distancia con su enclave urbano de referencia es mayor.

Los hogares de las zonas rurales de Castilla y León disponen de una renta media de 23.888 euros, según los datos de 2016 recopilados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), a partir de la información que maneja la Agencia Tributaria (AEAT) y las cifras de población residente a 1 de enero de 2017. Sin embargo, esos recursos rozan los 30.000 euros -29.377 euros- en las capitales de provincia de la Comunidad.

Por tanto, un hogar del medio rural de Castilla y León cuenta al año con 5.489 euros de media menos que otro del medio urbano, lo que supone un 18,6 por ciento. Detrás de esta cifra está también la variable del envejecimiento, puesto que en los pueblos la fuente de ingresos de numerosas familias son las pensiones de jubilación, muchas vinculadas al campo, que se sitúan en poco más de 700 euros mensuales.

Además, los salarios más elevados o los ingresos por actividades económicas vinculadas a sectores industriales, a la administración o a profesiones liberales tienen una mayor presencia en el entorno urbano. Todo ello levanta una barrera económica entre territorios de Castilla y León, que en el caso del oeste y de provincias como Ávila es mayor que en el centro y este de la Comunidad.

 

Hasta 7.000 euros menos

La mayor diferencia entre la renta de hogares rurales y urbanos se registra en la provincia de Ávila, puesto que alcanza los 7.199 euros anuales. Le sigue Zamora con 6.173 euros y, de cerca León, con 6.147. En otras cuatro superan los 5.000 euros: Valladolid (5.587 euros), Soria (5.560), Segovia (5.489) y Salamanca (5.286). En Burgos alcanza los 4.272 euros y, por último, en Palencia, los 3.690 euros.

De esta forma, las diferencias se elevan hasta el 25,99 por ciento en la provincia abulense, seguida de Zamora con el 23,22 por ciento y León, con el 20,58 por ciento. A poca distancia se sitúa Salamanca con una variación del 19,32 por ciento y otras tres provincias, encabezadas por Segovia (18,17 por ciento), Valladolid (18,05 por ciento) y Soria (18,02 por ciento). Menores son las brechas en Burgos (13,48 por ciento) y Palencia (12,64 por ciento).

Por ello, la renta media de los hogares de municipios pequeños y medianos de la Comunidad supera ligeramente los 23.888 euros. Las más bajas pertenecen a la provincias de Zamora, donde el promedio se sitúa en los 20.413 euros, y Ávila, con 20.501 euros.

En el lado opuesto se sitúa Burgos, con 27.422 euros, y en puestos intermedios Palencia (25.512), Valladolid (25.359), Soria (25.287), Segovia (24.714), León (23.719) y Salamanca (22.069).

Lo + visto

Pin It on Pinterest