Conecta con nosotros

Castilla y León es la comunidad con más peso en el sector agrario

El sector primario, agricultura y ganadería, suponen el 9,2 por ciento de la economía de la región, según un informe elaborado por Bankia

Publicado

el

 

Castilla y León es la comunidad autónoma, junto a Extremadura, donde más peso tiene el empleo agrario, con más del 5 por ciento del total de afiliados, según el informe ‘Panorama Agro-Junio 2019’ elaborado por Bankia. Este estudio revela también que el sector primario supone el 9,2 por ciento de la economía autonómica, la cuarta donde mayor importancia tiene la agricultura y la ganadería en su economía, por detrás de Andalucía, Castilla-La Mancha y Galicia. Además, Castilla y León es la séptima que más exporta, por valor de algo más de 2.000 millones de euros, que representan el 13,4 por ciento de todo lo que la Comunidad vende en el extranjero.

El campo de Castilla y León, según el informe de Bankia, da empleo a algo más de 49.000 personas, lo que representa el 5,5 por ciento de todos los afiliados a la Seguridad Social y el 14 por ciento de todo el empleo agrícola y ganadero de España, donde este sector cuenta con 339.000

Castilla y León es la primera en lo que al peso de su sector primario en el empleo regional se refiere y la segunda en la que, en términos absolutos, genera más puesto de trabajo, sólo por detrás de Andalucía donde más de 64.000 personas viven del campo. No obstante, la variación interanual es cero, es decir, el empleo no crece, mientras que en Andalucía aumentó más del 8 por ciento.

En cuanto a la aportación de la agricultura y la ganadería a la economía regional, el sector primario supone el 9,2 por ciento del valor añadido bruto (VAB) regional. Es la cuarta en la que el campo representa un mayor peso, sólo por detrás de Andalucía (donde el sector primario alcanza el 30 por ciento de la economía de la comunidad); Castilla-La Mancha (10,9 por ciento) y Galicia (9,5 por ciento).

En el extremo opuesto hay siete comunidades en las que el sector primario se ha convertido casi en irrelevante, con un peso en su economía por debajo del dos por ciento. En ese rango que va entre el 0,4 por ciento de Madrid y el 1,8 por ciento de Canarias, se encuentran también Baleares, Cantabria, Asturias, La Rioja y País Vasco.

En cuanto al peso exclusivamente de la agricultura en la economía de cada territorio, Castilla y León ocupa el sexto puesto. La producción agrícola significa el 5,5 por ciento del valor añadido bruto (VAB). En ese parámetro es Castilla-La Mancha la comunidad que encabeza este particular ranking (9,1 por ciento del VAB), seguida de Extremadura (8,2 por ciento), mientras que Andalucía baja al tercer lugar (6,5 por ciento).

 

Exportaciones

El estudio de Bankia refleja cómo las exportaciones del sector alimentario superan los 46.000 millones de euros en términos anuales, más del 16 por ciento del total. Desde 1996 la balanza comercial de este sector registra superávit, que en los últimos cuatro años se ha estabilizado en torno a los 11.000 millones de euros; se trata del mayor saldo positivo por sectores en los intercambios comerciales con el exterior.

En este apartado, Castilla y León vendió al exterior en el último año productos agrícolas y ganaderos por valor de 2.008 millones, lo que le convierte en la séptima comunidad autónoma que más exporta. Esa cifra supone el 4,3 por ciento del total nacional de exportaciones del sector primario que asciende a 46.394 millones de euros.

Las ventas en el extranjero suponen el 13,4 por ciento de todo lo que exporta al año Castilla y León. Esa cifra, el peso del sector primario en las exportaciones regionales, está muy lejos de las que presentan Extremadura o Murcia, cuya agricultura y ganadería suponen más del 48 y del 42 por ciento respectivamente de todo lo que exportan.

En términos absolutos Andalucía, con exportaciones del sector primario por valor de 10.800 millones; Cataluña, con casi 9.500 millones; Comunidad Valenciana, con mas de 5.600 millones, y Murcia, con ventas fuera de España por valor de casi 5.000 millones, concentran las dos terceras partes de las exportaciones de productos alimentarios del país.

 

Acuerdo con Japón

El informe de Bankia hace hincapié en el acuerdo comercial UE-Japón aprobado por el Parlamento Europeo hace unos meses y que, a juicio de los analistas de la entidad financiera, abre nuevas oportunidades al sector agroalimentario español. Se trata, afirman, del mayor tratado comercial bilateral concluido por la Unión, y que beneficia principalmente al sector agroalimentario.

El tratado comercial suprime la mayoría de aranceles sobre los productos europeos, por un valor aproximado de 1.000 millones de euros anuales. El pacto representa una señal oportuna en favor de un comercio abierto, equitativo y basado en valores y normas. El acuerdo protege también a un total de 205 productos alimentarios con indicaciones geográficas, lo que tendrá un efecto muy positivo en numerosas pymes agroalimentarias.

Sectores el vino, el queso, la carne de vacuno y cerdo, la pasta, el chocolate y las galletas quedarán libres de gravámenes inmediatamente o tras un periodo transitorio. En el mercado español, afirma el informe, ya se están notando sus efectos positivos en los sectores más beneficiados por el mismo. De momento, el sector con más expectativas es el de la carne de porcino ya que el consumo de esta carne en Japón viene registrando un fortísimo crecimiento, y necesita importar el 50% de la carne de porcino que consume, lo que explica que se haya convertido en el segundo importador mundial de carne de porcino.

Las exportaciones europeas de porcino a Japón han aumentado un 34 por ciento en los últimos diez años. De hecho, España es el país que más ha crecido en el mercado japonés en los últimos años, y se ha convertido en el cuarto proveedor mundial de porcino al país nipón. Las exportaciones españolas de porcino a Japón se han multiplicado por cinco entre 2012 y 2018 hasta 117.400 toneladas y casi 419 millones de euros, un hito que ha sido posible gracias a que los consumidores japoneses valoran principalmente la alta calidad de la carne de cerdo blanco español, concluye el informe.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest