Conecta con nosotros

Los codirectores de Atapuerca vaticinan una “época dorada”

Aseguran que habrá una “abundante cosecha de fósiles” tanto en la Sima del Elefante como en la Trinchera del Ferrocarril, puesto que “ya saben donde están” y solo les falta llegar

Publicado

el

Ricardo Ordóñez / ICAL El coodirector de los yacimientos de Atapuerca, Eudald Carbonell, en Cueva Fantasma durante la presentación de la campaña de excavaciones

 

Los codirectores de Atapuerca, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell, afirmaron hoy en los yacimientos de la Sierra de Atapuerca (Burgos) que actualmente y durante los próximos cuatro o cinco años viene un “cambio de ciclo” y que será otra vez una “época dorada” para Atapuerca puesto que llegarán a “niveles fértiles”. En este sentido, Carbonell señaló que en este cambio de ciclo habrá una “abundante cosecha de fósiles” tanto en la Sima del Elefante como en la Trinchera del Ferrocarril, puesto que “ya saben donde están”, solo les falta “llegar a ellos”.

Durante las declaraciones a los medios de comunicación, Bermúdez de Castro recordó que tras la jubilación de Emiliano Aguirre empezaron a obtener “resultados extraordinarios”, con un “cambio de ciclo fantástico”, por lo que consideran que en esta ocasión será igual, y que tras jubilarse los tres codirectores sus alumnos “van a empezar a extraer cantidades de fósiles extraordinarios”, afirmó, “será una época muy buena, la miraremos con envidia, ganas e ilusión”, aseveró.

Ambos codirectores presentaron hoy en Cueva Fantasma la campaña de excavaciones de 2019, que dio inicio el pasado lunes 17, con la preparación de las infraestructuras en los yacimientos de la Sierra de Atapuerca. Durante este mes de junio, los trabajos contarán con la colaboración de cerca de 80 personas, que excavarán en los yacimientos de Sima del Elefante, Galería, Gran Dolina, Cueva Fantasma- ubicados en la Trinchera del Ferrocarril- y en la Cueva del Mirador.

En julio llegará el resto del Equipo de Investigación de Atapuerca, que rondará las 200 personas, los cuales trabajarán también en los yacimientos de Cueva Mayor (Portalón, Sima de los Huesos y Galería de las Estatuas), así como en las excavaciones al aire libre de la todavía denominada ‘La Paredeja’. Durante el mes de julio se iniciará también la labor de lavado de sedimento a orillas del río Arlanzón.

En el yacimiento de Cueva Fantasma, una vez terminados los trabajos de ingeniería y adecuación pertinentes, incluida la construcción de la cubierta del yacimiento, procederán a continuar con el sondeo, a registrar e inventariar sus restos, así como abrir un área de 20 metros cuadrados para su excavación en extensión.

Según informó Bermúdez de Castro, para esta campaña se trabajará en dos secciones, por un lado se continuará el sondeo iniciado el pasado año, y por otro lado se seguirá excavando en el lugar donde apareció en 2016 el parietal que se piensa que es neandertal. Un yacimiento en el que el objetivo principal de los investigadores es “referenciar en un espacio y un tiempo” los fósiles que van encontrando.

Asimismo, Carbonell indicó que “si aparecen nuevos restos neandertales o de industria lítica será “fantástico”, pero “tienen que aparecer en ese contexto espacial y temporal”, para poder empezar a hacer publicaciones científicas. En relación a este yacimiento, el cual Bermúdez ya dijo ayer que le hacía mucha “ilusión”, señaló que considera que dará a los investigadores “muchas alegrías durante todo el siglo XXI”

En relación a Gran Dolina, que se caracteriza por ser uno de los yacimientos más famosos de la Trinchera del Ferrocarril, por haber sido el lugar donde se descubrió la especie del ‘Homo Antecessor’, para esta campaña se trabajará en el nivel superior y en TD4. Durante la misma se dará por finalizado el nivel 10 de Gran Dolina, cuya excavación ha llevado más de 20 campañas , y se prevé comenzar con TD9 en toda la superficie de excavación, que ocupa aproximadamente 85 metros cuadrados.

 

“Sabemos que estamos tocando el nivel 6”, dijo Carbonell, y “entraremos sobre él a 80 metros cuadrados de superficie”, y si la “distribución es aleatoria” como piensan, “se encontrarán centenares de fósiles cuando estemos encima del nivel”, añadió. En relación al nivel 8 de este yacimiento, Carbonell afirmó que es también “muy interesante”, puesto que en él nunca ha sido encontrada “presencia humana”, y en la excavación a extensión “podrían encontrarla”.

Con respecto a Sima del Elefante, el objetivo es abrir la máxima superficie posible del nivel TE7, el cual es el nivel más antiguo de toda la Trinchera del Ferrocarril, con más de 1,3 millones de años. De este modo la ampliación de la excavación de este nivel permitirá la recuperación de un mayor número de restos fósiles, así como conocer mejor el proceso de acumulación de estos. Carbonell por su parte, explicó que el objetivo en este yacimiento es saber si el nivel 7 es “antrópico”, puesto que si lo es se harán nuevas dataciones, pero que siempre estarán entre “3 y el 1,5 millones de años”.

En la todavía denominada ‘La Paredeja’, este año se pretende continuar con la intervención en el mismo, para lo que es necesario primero limpiar la zona y el corte completo de la cantera, así como acondicionar el acceso a la zona de excavación. Tras llevar a cabo esto, se trabajará en el primer nivel fértil localizado en la pasada campaña de excavaciones.

“Estamos sondeando y están limpiando todo el complejo para poder tener una visión exacta de lo que hay”, explicó Carbonell, y actualmente se encuentran bajando 20 metros, de un total de 30 que tiene ‘La Paredeja’ .

Asimismo, hizo mención a la cueva de ‘La Ciega’, de la cual se sacaron fósiles durante el siglo XIX, y que se encuentra ubicada al lado de la Cueva del Mirador. “Este año se va a hacer un sondeo geológico, y si la Ciega tiene potencia el año que viene la presentaremos”, dijo.

Cueva del Mirador, por su parte, en esta campaña está previsto continuar interviniendo en los sectores 100 y 200. En el primero se seguirá con la estrategia de profundizar de forma escalonada, pegados al techo y a la pared norte, con el objetivo de conocer la progresión de la cavidad en el plano horizontal. Además, se continuará la excavación con el objetivo de conseguir el espacio suficiente para seguir adentrándose hacia el interior de la cueva.

Se seguirán excavando además los niveles abiertos en 2018: LMIR108, 109, 202 Y 206, el penúltimo de los cuales presenta restos atribuidos al sepulcro colectivo (MIR 203) que siguen apareciendo en el perímetro a medida que se profundiza, las paredes de abren y se va ampliando la superficie.

En el yacimiento de Galería, se continuará con la excavación del tramo inferior de la Unidad CIII en todos los sectores del yacimiento (TZ,TG, TN), donde se concentran los últimos suelos de ocupación (GSU), siendo estos los más ricos de este paquete estratigráfico. Esta intervención supondrá además ir avanzando hacia el interior de la cavidad, siguiendo la topografía de la cueva.

Cueva Mayor, comprende 3 yacimientos diferentes: el Portalón, la galería de las Estatuas y Sima de los Huesos, cuyos trabajos de excavación comenzarán en julio. En Portalón, el objetivo es continuar con las intervenciones en el área del Sector II, correspondiente al nivel 9, y por tanto a finales del Neolítico. Además, se continuará con las excavaciones en la zona ampliada, para objetenr más información sobre los materiales correspondientes a los ´lultimos momentos de ocupación de la cueva, y que en el 2018 se dejó en la fase correspondiente a la Edad de Bronce Final.

En Galería de las Estatuas se seguirá con los sondeos abiertos en las dos catas en las que están excavando. En este yacimiento afirman que sería “interesante” saber si por debajo del nivel 5 existen niveles fértiles a nivel arqueopaleontológico, que podrían dar información sobre cómo vivían los Neandertales en la meseta durante el último interglacial hace 125-130 mil años.

Por último, en Sima de los Huesos, se continuará la excavación en la zona de transición entre la rampa y la cámara distal. En los cuadros situados en el eje central del yacimiento se trabaja en la delimitación del contacto lateral entre las arcillas fosilíferas con restos humanos y la brecha de osos. Juanto a la pared de la cavidad se buscarán más restos humanos, que contemplen los cráneos encontrados en las últimas campanas en esos mismo cuadros.

 

Arte rupestre

Por otro lado, Carbonell indicó que en referencia al arte, esta campaña entran en un “fase fundamental”, puesto que están “rozando” los niveles del Neolítico Antiguo tanto en Portalón como en Mirador, y que “probablemente entrarán en la fase de la secuencia del Paleolítico Superior”. En el sondeo encontraron culturas como la Magdaleniense en Cueva del Mirador, aunque también podrían encontrar perteneciente a la Gravetiense y el Solutrense, con lo que completarían toda la secuencia paleolítica “en un solo complejo”, afirmó.

Unos datos que según destacó Carbonell permitirán“abrir grandes perspectivas”, puesto que las publicaciones que se han hecho del la Edad del Bronce y del Neolítico han sido “básicas” para entender “qué pasó con las poblaciones vascas”, concluyó.

Lo + visto

Pin It on Pinterest