Conecta con nosotros

“La despoblación es el principal problema y reto para Castilla y León y tenemos propuestas para combatirla”

Pablo Fernández, Candidato de Podemos

Publicado

el

 

Podemos no piensa en la política ‘izquierda-derecha’ sino en una política transversal ‘arriba-abajo’

“Me sorprende la poca trascendencia pública que ha tenido la trama Enredadera y la lentidad que está llevando el proceso”

“Pactaremos con cualquier fuerza política que propugne un auténtico cambio en Castilla y León”

 

 

Llegó 2019, ¿Está listo Podemos para determinar la gobernabilidad de Castilla y León?

Sí, nosotros salimos a ganar las elecciones en Castilla y León. Estamos en un contexto en el cual la ciudadanía demanda un cambio, una verdadera transformación después de 30 años de largo y crudo invierno del Partido Popular, y nosotros estamos convencidos de que esa alternativa de cambio la encarna Podemos y por ello salimos a ganar las elecciones con todo el entusiasmo y el empeño de transformar Castilla y León.

 

¿Cuáles sería las acciones de Gobierno más inmediatas?

Sin ninguna duda, en primer lugar desplegar una estrategia para repoblar Castilla y León. Es evidente que el principal problema que sufrimos es la despoblación, aunque a nosotros nos gusta hablar en positivo y por eso hablamos de repoblación. Esta estrategia incluye medidas globales como implementar una renta rural para personas mayores de 16 años que carezcan de ingresos y residan en municipios de menos de 1.000 habitantes, medidas de discriminación fiscal positiva para empresas y particulares que radiquen en sus pueblos de menos de 1.000 habitantes y otras exenciones fiscales como la del IBI o el impuesto de circulación.

Consideramos que si se quiere atajar la despoblación y repoblar Castilla y León hay que tomar medidas audaces, valientes e inéditas hasta ahora. Tenemos estimado un coste de 1.200 millones de euros al año que favorecería a 446.582 personas y a 1.996 municipios de Castilla y León. Es cierto que para sacar adelante esta medida hay que lograr fondos europeos y nacionales y que el Gobierno de España entienda la despoblación como un problema de Estado, algo que hasta ahora no ha ocurrido.

También implementaríamos una ley de segunda oportunidad para pymes y autónomos de cara a reflotar negocios que atraviesen dificultades. En este país se ha rescatado con dinero público a bancos y multinacionales y nosotros queremos rescatar a pymes y autónomos. La tercera medida más inmediata sería implementar planes de igualdad para que las mujeres dejen de estar discriminadas porque es injustificable que una mujer en Castilla y León cobre de media al año 4.558 euros menos que un hombre.

 

 

Propuestas en Sanidad, un ‘caballo de batalla’ para Podemos en CyL

La primera de ellas es erradicar las listas de espera y hacerlo desde lo público. La Comarca es uno de los ejemplos paradigmáticos de las
externalizaciones y los conciertos con entidades sanitarias privadas. Abogamos por una sanidad 100% pública y queremos que se detraiga el dinero público que se da a entidades privadas a lo público y desde ahí acabar con las listas de espera. Para ello es necesario incrementar los medios materiales y personales, contratando más médicos, médicas, enfermeros y enfermeras. Llevamos cuatro años avisando de que Castilla y León carece de médicos y profesionales y es cuestión de abordar una estrategia integral en aquellas localidades donde haya más dificultades y establecer incentivos. Tanto económicos, como en concursos de traslados (que computen el doble) y ligarlo a sistemas de desarrollo en I+D+i para que lugares como el Bierzo sean atractivos, sobre todo para los jóvenes.

 

 

Generación con carbón, minería… territorios sin ‘reconvertir’

Nosotros siempre hemos dicho que la Ley de Transición Energética firmada por el Gobierno y los sindicatos no será una Ley justa hasta que se garanticen dos puestos de trabajo por cada uno que se destruya. Las cuencas mineras precisan de una inversión muy superior a otras regiones de España ya que han hecho mucho por promover la riqueza del conjunto del país y ahora es necesaria una inversión ingente en las mismas para generar puestos de trabajo.

La realidad es la que es, que hay que buscar una alternativa al carbón y que hay que hacerlo ya. Nuestra propuesta es la industria de
transformación y potenciar sectores como el turismo. El Bierzo es uno de los lugares de toda España con mayor potencia a nivel turístico y queremos que se impulse desde lo público. También con el turismo rural como uno de los emblemas de la comarca.

Con esos tres ejes (transformación, I+D+i y turismo) y una inversión ingente que estimamos en 1.000 millones de euros en los próximos cuatro años se puede empezar a crear empleo de calidad para que los bercianos y las bercianas puedan quedarse en su tierra a desarrollar un proyecto vital.

 

 

Las encuestas reflejan que ningún partido alcanzará en Castilla y León la mayoría suficiente en solitario, ¿El espectro de pactos de Podemos se limita al PSOE?

Nosotros ya hemos dicho que pactaremos con cualquier fuerza política que de verdad propugne un auténtico cambio y una verdadera transformación en Castilla y León y que apueste por un modelo social y económico que vaya en consonancia con el nuestro. Esto acota las posibilidades de pactos porque hay una fuerza que es el PP que es antónima a la nuestra y hay otro actor político que es Ciudadanos que tiene un modelo económico aún menos liberal que el del PP. Con lo cual, va a ser muy complicado que en materia económica podamos llegar a acuerdos con Ciudadanos. Creo que el PSOE es el partido al que esperemos tener que solicitar apoyo para gobernar en la Junta y si finalmente IU no concurre a los comicios autonómicos con nosotros también será un actor político del que recabaríamos su apoyo para poder gobernar en la Junta.

 

 

¿Se podría decir entonces que el PP y Ciudadanos son la línea roja en las negociaciones?

El PP ha demostrado que es absolutamente antagónico con los postulados de Podemos. Con Ciudadanos nos podríamos llegar a entender en aquellos aspectos que atañen a la regeneración democrática con reservas, porque Ciudadanos quería enarbolar la bandera de regeneración democrática y acabamos de comprobar que ha fichado a una tránsfuga que viene del PP después de ejercer más de 20 años en cargos públicos como es Silvia Clemente. Por eso dudo más de la regeneración de Cs, pero creo que con ellos podríamos acordar algunas cuestiones puntuales. A nivel más global sí que serían el PSOE y IU los principales socios de gobierno y pactos de Podemos.

 

 

¿Cómo valora a sus rivales en las elecciones? Alfonso Fernández Mañueco por el PP, Luis Tudanca del PSOE y Francisco Igea por Ciudadanos.

Mañueco es un más de los mismo, un giro a la extrema derecha del PP, un político mediocre que en cuatro años en las Cortes ha intervenido tres veces: Una para hablar de Cataluña, otra para versar de Venezuela y la tercera no la recuerdo, con la cual denota el nivel parlamentario del señor Mañueco que yo creo es bastaste escaso.

En cuanto a Tudanca creo que no encarna ni ejerce el liderazgo que requiere Castilla y León para hacer sonar la voz de nuestra Comunidad de forma contundente en España y Europa. Esta Comunidad precisa de alguien que tenga una verdadera capacidad de liderazgo, que tenga carisma para llevar las reivindicaciones de los ciudadanos a Madrid y a Europa y ciertamente no creo que el PSOE esté en condiciones de lograrlo. Para mí el PSOE de Castilla y León sería una realidad maquillada que no encarna la auténtica transformación que precisamos.

En cuanto a Ciudadanos (*la entrevista se realizó antes de conocer quién sería el candidato a la presidencia de la Junta), considero a Silvia Clemente una tránsfuga y con ella queda de manifiesto lo que es Cs, un partido de derechas que ha sido la alfombra naranja del PP durante esta legislatura. Este ha sacado todas sus medidas adelante con el único apoyo de Cs, con lo cual es la continuidad naranja del PP. Y en cuanto a Francisco Igea creo que es la alternativa que, dentro de mis diferencias ideológicas que son abismales, yo creo que por lo menos sí puede presentarse como alternativa y no como una continuidad al PP.

 

 

¿Cuáles son las necesidades más acuciantes en la Comunidad? ¿Qué soluciones plantea en Ordenación de territorio?

El gran problema es la despoblación y su solución va ligada a la reordenación del territorio. Nosotros abogamos por el modelo comarcal, que es el mejor para afrontar los desafíos del mundo rural. Castilla y León requiere descentralizar las políticas y acercar la gestión a la
ciudadanía lo máximo posible. Las comarcas son elementos de relación cultural, histórica, identitaria y económica que han venido
desarrollándose durante décadas en este país y en esta comunidad. La comarca del Bierzo ya es una entidad reconocida en el Estatuto de
Autonomía y abogamos por ese modelo comarcal para dotar de mejores servicios públicos al medio rural en materia de transportes, educación o sanidad. El modelo de los UBus -sistema de transporte colectivo mediante plataforma digital- que propugna el PP es un engendro administrativo que no solventa ningún problema. Los UBus implicarían la existencia de 13 entidades administrativas, lo quesupondría duplicar la administración y nosotros apostamos por el modelo comarcal. Es verdad que luego implicaría un debate muchomás amplio y entraría el papel de las Diputaciones, porque lo que no queremos es solapar administraciones y creemos que a través de la comarcalización, con un Consejo Comarcal sería suficiente. Y ahí las Diputaciones habría que replantear su papel y sus funciones, porque es cierto que tendrían que ser la administración encargada de reactivar el medio rural pero han fallado en ese intento.

 

 

¿Esto es exportable al resto de Castilla y León? ¿El ir sustituyendo Diputación por entes más comarcalizados?

Sí, nosotros apostamos por las comarcas. El modelo comarcal era el modelo del PP en el año 2002, el problema es que el PP lo ha convertido en instituciones que parten las comarcas naturales, poniendo trabas y diques en vez de facilitar. Nosotros apostamos por las comarcas naturales, que tienen elementos identitarios y relacionales y, si desde la administración pública establecen una administración comarcal que gestione los elementos principales con una dotación económica suficiente, que creo que es el matiz esencial, se gestionaría mucho mejor todo lo relativo al medio rural. El problema del Bierzo es que es una comarca que está reconocida pero jamás se le ha dado una potestad política y no se le ha dado una inyección económica. Al Consejo Comarcal le han cercenado económicamente y actualmente es más simbólico que político, así que queremos dotar a las comarcas del peso político y la suficiente solvencia económica para que puedan desarrollar todo lo que nosotros queremos atribuirles para descentralizar políticamente y acercar la gestión a las comarcas y municipios.

 

¿En cuanto a infraestructuras y comunicaciones?

Sin duda Castilla y León necesita de forma urgente un plan de infraestructuras que cohesione la Comunidad. Es la más grande de España
y adolece de infraestructuras adecuadas que provocan que el medio rural quede aislado. Nosotros apostamos por el ferrocarril convencional. No estamos en contra del Ave pero consideramos que ahora mismo es prioridad el ferrocarril, el tren convencional, para que los pueblos no queden aislados. Hay que reforzar esta línea, en la provincia de León con especial atención a la FEVE que se han cargado los gobiernos del PP y PSOE.

También en materia de carreteras, en consonancia con el Gobierno, hay que abordar un plan estratégico para adecuar y hacer que las carreteras de Castilla y León sean dignas. El problema es que los gobiernos hasta ahora se han ocupado básicamente de autopistas y autovías y nosotros creemos que las carreteras nacionales y secundarias son muy relevantes, sobre todo para el medio rural que utilizan esas vías, para que puedan transitarlas sin riesgo de accidente.

El tercer eje en cuanto a comunicaciones sin duda es el telemático. Queremos garantizar el Internet de banda ancha en Castilla y León, especialmente en el medio rural. No puede ser que a día de hoy más del 60% del territorio de la Comunidad carezca de Internet de banda ancha. Esta falta dificulta e impide que los autónomos y las empresas puedan asentarse en el medio rural para empezar a generar riqueza y empleo.

 

 

¿Hay un antes y un después en el escenario político de Castilla y León tras la Operación Enredadera? ¿La relación entre editores y políticos con empresas de servicios aparejadas a grupos de Comunicación… ¿Cómo puede depurarse o regularse este escenario en Castilla y León?

Para nosotros sin duda hay un antes y un después, es un punto de inflexión. El problema es que sorprendentemente la trama ha pasado de soslayo, ha quedado prácticamente soterrada y la inmensa mayoría de Castilla y León desconoce que en la provincia de León ha habido una trama en la cual políticos de diversos signos -creo que Podemos es el único que no está inmerso- facilitaban a empresarios de su cuerda la realización de obras públicas. Es un hecho gravísimo que pone de manifiesto de forma irrefutable como los partidos tradicionales y algunos nuevos como Ciudadanos conciben las instituciones como un vehículo de lucro y de negocio, parasitan las instituciones para sus fines propios, para favorecer a determinados empresarios y no para favorecer a la mayoría social, que es lo que nosotros consideramos que debería hacerse.

Esto pone de manifiesto como Castilla y León está absolutamente carcomida por la corrupción y como después de 30 años hay un partido que se cree con la legitimidad de estar por encima de la Ley y lo que está haciendo es parasitar y patrimonializar las instituciones de forma flagrante y sangrante. A mí lo que me preocupa es que Castilla y León, año tras año, es la comunidad que más autónomos destruye, el año pasado 2.083 menos. No veremos al consejero llamando a un frutero, panadero o mecánico para preguntarle si tiene algún tipo de problema. Llama a los empresarios de su cuerda para ofrecerles una obra saltándose la legalidad. Creo que es el fiel reflejo de la corrupción galopante que asola Castilla y León y que ha puesto esta tierra en el epicentro de la corrupción.

 

 

Precisamente hemos llegado a la campaña electoral sin que la trama haya tenido el recorrido judicial que debería haber desarrollado, sin llamar a nadie a declarar, sin desarrollar diligencias, tras haberse iniciado en agosto. ¿Qué opina de ello?

No quiero ser suspicaz, es verdad que la Justicia en España es lenta y precisa de un incremento importante de medios personales porque los jueces no dan abasto, pero sí creo que influye en la campaña electoral que personas que se postulan no hayan sido llamados a declarar. Lo que no quiero pensar es que hay una relación de causa y efecto en la paralización del asunto y que hay políticos implicados. Yo, de momento, soy un ferviente defensor de Montesquieu y de la separación de poderes y quiero creer que en este país todavía existe, aunque a veces lo ponen complicado con casos como este en el que me llama poderosamente la atención, la parálisis judicial. Más allá de ello, las grabaciones que están saliendo a la luz realizadas por Policía y Guardia Civil son elocuentes y reveladoras y ponen de manifiesto lo que decía, que en Castilla y León los consejeros creen que son la administración y pasan por encima de las normas y saltan por encima de la Ley para favorecer a empresarios de su cuerda.

Es un hecho gravísimo y lo que me sorprende es la poca trascendencia pública que ha tenido la trama Enredadera. Me parece un escándalo sin precedentes, creo que es una trama de corrupción como pocas ha habido en España y Castilla y León y el hecho de que esté prácticamente silenciado la mayor parte de opinión publica me llama la atención. En esta trama están ligados poderes políticos, económicos y mediáticos y cuando estos tres poderes se retroalimentan y están en convivencia al final ocurre lo que ocurre. Las administraciones en vez de realizar actuaciones normales para favorecer a la ciudadanía al final lo que hacen es pervertir las instituciones y hacen que se gobierne por y para empresarios, que a su vez tienen medios de comunicación que lo que hacen es tapar y silenciar estas cuestiones.

Es evidente que algo que nosotros abordaremos si llegamos a gobernar la Junta es la publicidad institucional. No puede ser que en Castilla y León se juegue con el dinero público y que se de a medios de comunicación o propietarios afines a determinados partidos políticos. No puede ser que el dinero de la publicidad institucional quede al albur de las simpatías políticas que hay en Castilla y León. Nosotros queremos acabar con ello y llevaremos a cabo una política radicalmente distinta a la que se ha desarrollado y realizaremos un reparto equitativo de la publicidad institucional porque no puede ser que a día de hoy, dentro de los medios de comunicación, se esté favoreciendo a los afines al poder en detrimento de aquellos que dan información rigurosa, veraz y que abordan noticias que pueden ser desagradables para el gobierno. Sin una prensa libre no hay una sociedad libre y sin una comunicación veraz nuestra sociedad está muy lastrada y limitada.

 

 

¿Vuelven a estar fragmentadas la izquierda y la derecha?

Yo me salgo del eje tradicional porque Podemos no hace política con el eje tradicional derecha-izquierda, sino una política transversal con un eje arriba-abajo. Nosotros hacemos un proyecto para todas aquellas personas que crean y quieran un cambio sustancial y real en las políticas del Bierzo y Castilla y León, para esa mayoría social que durante años ha sido ninguneada, pisoteada y olvidada por los distintos gobiernos.

Con proyecto transversal nos referimos a que puede haber gente se que sienta identificada con nuestras propuestas de servicios públicos, de lucha contra la despoblación o de reindustralicación, por ejemplo, pero no con la etiqueta de izquierdas. Por eso creo que es bueno salir del eje tradicional impuesto, porque esa geografía política de derecha-izquierda viene de tiempos muy pretéritos y creo que en siglo
XXI el eje para desarrollar política debe ser arriba-abajo. Para esa mayoría social que está abajo y ha sido perjudicada por los gobiernos
frente a esa minoría que está arriba, de privilegiados, como los implicados en la trama Enredadera, por ejemplo. Nosotros queremos trabajar por y para los de abajo.

En cuanto a la fragmentación creo que hay muchas alternativas políticas y considero que es sano que la gente tenga muchas opciones. Las confluencias y acuerdos deben ser sobre bases y programas concretos y definidos. Nosotros estaremos dispuestos a pactar, a llegar a acuerdos y consensos con todas aquellas formaciones, se llamen como se llamen y provengan de donde provengan, que tengan propuestas y ejes programáticos sustancialmente coincidentes con nosotros, que apuesten por lo público, porque las personas sean lo primero,que aboguen por la reindustrializacion de Castilla y León para que haya una equidad entre provincias, que apuesten por una igualdad entre hombres y mujeres, que quieran acabar con desigualdades entre el medio rural y urbano, que quieran impulsar a los autónomos, generar empleo de calidad apostando por I+D+i para que la población pueda quedarse a desarrollar un proyecto  vital digno. Yo me jacto y vanaglorio de que en las Cortes hemos sabido llegar a acuerdos con todas las fuerzas políticas, incluso algún acuerdo con el PP, aquellas que hemos considerado buenas para la ciudadanía.

 

 

¿Cree que Podemos se ha desinflado?

He de decir que las encuestas no sé por qué pero nunca han acertado con Podemos. En 2015 recuerdo que las encuestas vaticinaban que íbamos a sacar 5 procuradores y sacamos 10; en 2016 auguraban que sacábamos cero diputados nacionales en Castilla y León y sacamos 3 y ahora las encuestas auguran que Podemos va a tener un retroceso o estancamiento.

Yo creo que la mejor encuesta es el trabajo diario y en la calle palpo el apoyo. He recorrido todas las provincias de la Comunidad de arriba a abajo y sí percibo ese apoyo de nuestra ciudadanía para que Castilla y León deje de estar en el vagón de cola de las comunidades de España. Ese es el objetivo de Podemos, por el que vamos a seguir luchando al margen de lo que digan las encuestas, siguiendo nuestra línea política, luchando por ese cambio en una tierra tan necesitada como es el Bierzo y el conjunto de la Comunidad.

 

Lo + visto

Pin It on Pinterest