Conecta con nosotros

La Junta anuncia una exención fiscal del 15% para comprar coches eléctricos y ayudas a autónomos para furgonetas

La consejera de Economía, Pilar del Olmo, señala que se tramitará en las Cortes “ya sea a través de una proposición de ley, un proyecto de ley o medidas de acompañamiento”

Publicado

el

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, anunció hoy la puesta en marcha “en cuanto sea posible” de una exención de un 15 por ciento en la compra de vehículos eléctricos por parte de particulares, con un límite máximo de 4.000 euros. Además, habrá una línea de ayudas para la adquisición de furgonetas destinadas a autónomos y se intentará firmar un convenio con distribuidoras petroleras para crear una red de ‘electrolineras’ con puntos de recarga eléctrica.

Así lo señaló la consejera en la inauguración en Valladolid del ‘By & Forcitizens, Conferencia Europea sobre Ciudades Inteligentes, Sostenibles y Resilientes’, donde se dan cita expertos de distintos países de la Unión Europea, y que está organizada por la Fundación Cartif, ligada a la Universidad de Valladolid (Uva), y la Junta para dar a conocer los proyectos novedosos en este ámbito.

“Aún no se sabe si será a través de una proposición de ley o un proyecto de ley en las Cortes o medidas de acompañamiento, pero se hará cuanto antes ya que la idea es incentivar el uso del vehículo eléctrico para lograr menos contaminación de CO2 como una contribución más a que las ciudades más sostenibles”, precisó del Olmo.

En el marco de la Conferencia Europea sobre Ciudades Inteligentes, Sostenibles y Resilientes, señaló que es una buena oportunidad “de ofrecer apoyos para lograr dar una mayor calidad de vida a quienes viven en zonas urbanas haciéndolas más amables y con apuestas más sostenibles y menos comtaminantes”, expuso.

Según añadió, las iniciativas se “van consolidando” al formar parte de los grupos de trabajo de las ‘Smart Cities’ y en esta línea recordó que ya se está trabajando con la puesta en marcha en la Comunidad de redes de calor en edificios públicos y algunos privados que funcionan con la quema en calderas de biomasa forestal. “Son todo ejemplos de lo que hay que hacer para luchar contra el cambio climático y que en las ciudades se pueda vivir mejor”, dijo.

Por su parte, el director general de la Fundación Cartif de la Universidad de Valladolid, José Ramón Perán González, destacó la presencia en la Conferencia hoy y mañana de 250 asistentes y 60 ponentes de toda Europa, dando a conocer la regeneración inteligente de ciudades y regiones. “La idea es poder conseguir ciudades mucho más habitables con el apoyo de catedráticos, científicos e investigadores. Hay que tener en cuenta que el 80 por ciento de los europeos viven en entornos urbanos y este porcentaje va aumentando. Por ello hay que luchar contra agentes contaminantes como los acústicos y ambientales”, señaló.

 

Reducir la contaminación

Para Perán, el trabajo “no es sencillo” y los estudios sobre el “el fenómeno del clima son muy complejos” y en el caso de Europa se están llevando a cabo diferentes proyectos en el marco de las ‘Smart Cities’ (ciudades inteligentes). “En ellos se trata de reducir la contaminación ambiental y de llevar a cabo un uso racional de la energía, tratando de reconducir la producción de emisiones en las calefacciones y la generación in situ de la contaminación, especialmente en ciudades grandes”, apuntó.

Además, dijo que hay que estudiar todas las posibilidades como la del fomento del uso del coche el coche eléctrico, pero con matices. “Este tipo de vehículo, si se tiene en cuenta todo su ciclo de vida, especialmente en el de la batería, acaba siendo más contaminante a nivel general que el diésel moderno. Lo que es bueno a nivel local no es tan bueno a nivel mundial y por ello hay que seguir investigando y luchando por lograr lo mejor en todos los frentes”, concluyó.

Continuar leyendo

Las salas de cine siguen perdiendo espectadores en Castilla y León: en 2017 un 2,5% menos según la SGAE

El gasto medio por persona en cine se situó en la Comunidad en 9,8 euros, tres menos que la media nacional

Publicado

el

 

Las salas de cine de Castilla y León perdieron el pasado año un 2,5 por ciento de espectadores, hasta los 4,2 millones, según Anuario de la Sociedad General de Autores (SGAE) de las artes escénicas, musicales y audiovisuales. La caída de la Comunidad es similar a la registrada en el conjunto de España, donde los espectadores bajan un 2,2 por ciento, hasta los 100,1 millones.

Como fiel reflejo del descenso en el número de espectadores al cine durante el último año, se observa una traslación en la recaudación obtenida. Dicha recaudación en 2017 fue de 593,93 millones de euros, frente a los 607,97 millones obtenidos un año antes. Esto supone un descenso del 2,3 por ciento, mientras que desde 2014 se venían produciendo aumentos anuales del 4,4 por ciento, del 9,6 por ciento en 2015 y del 6,5 por ciento en 2016. En el caso de Castilla y León la recaudación retrocedió un 2,2 por ciento, hasta los 23,7 millones de euros.

Además, el informe sitúa a Castilla y León a la cola en cuanto al gasto medio por persona en el cine con 9,8 euros, tres por debajo de la media nacional que se sitúa en 12,8 euros. Las comunidades que superan el gasto medio por habitante fueron Madrid (19,7 euros), Cataluña (15,7 euros), Islas Baleares (13,8 euros), Comunidad Valenciana y Navarra (13,4 euros cada una) y País Vasco (13 euros).

El resto de comunidades se sitúan por debajo de este gasto medio y las que ya están en los límites más inferiores son las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con un gasto medio por persona en el cine de 4,1 euros, y Extremadura, con un gasto medio de 5,8 euros, Castilla-La Mancha (7,9 euros), Galicia (8,8 euros) y Asturias (9,3 euros).

Más taquilleras

La película más vista el pasado año en la salas de la Comunidad fue ‘La bella y la bestia’, con 148.672 espectadores, por delante de ‘Gru 3. Mi villano favorito’ (146.862), ‘Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas’ (144.371), ‘Perfectos desconocidos’ (124.674) y ‘Stat Wars: Los últimos Jedi’ (105.494). La lista de las diez más taquilleras se completa con ‘El bebé jefazo’, ‘Coco’, ‘La ciudad de las estrellas’, ‘Es por tu bien’ y ‘Fast & Furious 8’.

Provincias

Por provincias, Valladolid se situó a la cabeza con 1,2 millones de espectadores, por delante de León (763.532), Salamanca (730.047), Burgos (502.833), Segovia (282.493) y Zamora (222.649). Por el contrario, Soria ocupa el último lugar (153.394), por detrás de Ávila (180.186) y Palencia (187.561).

El informe que hoy publica la Sociedad General de Autores y Editores analiza también la evolución de las artes escénicas (teatro, danza y género lírico), donde la evolución de la Comunidad es peor que la nacional. En concreto, en Castilla y León baja un 3,8 por ciento el número de representaciones, un 3,3 por ciento la asistencia, hasta los 424.850 espectadores, y un 1,2 por ciento la recaudación (3,07 millones de euros).

Danza

En el caso de la danza y al igual que sucede con los datos estatales, los resultados de Castilla y León implican un incremento con subidas del 9,5 por ciento de las funciones y del 9,4 por ciento de los espectadores (27.570) y la recaudación (201.786 euros).

A nivel nacional la ópera y la zarzuela son las disciplinas de artes escénicas que mayores subidas acumulan en 2017 respecto del año previo. Ese incremento alcanza el 7,1 por ciento en el caso de las funciones, el 5,7 por ciento en los espectadores y el 5,5 por ciento en la recaudación. En el caso de la Comunidad las subidas son mayores, ya que se incrementa un 6,5 por ciento el número de funciones y espectadores (25.559 persona) y un 6,3 por cinto la recaudación (267.266 euros).

En cuanto a los conciertos de música clásica, a nivel nacional se registró una subida del 3 por ciento, con un incremento de los espectadores y la recaudación del 6,2 por ciento y un 8,4 por ciento, respectivamente. En el caso de Castilla y León también se registran valores crecientes en todos los indicadores, con 3,6 por ciento conciertos más, un 7,1 por ciento más de espectadores y una recaudación un 8,6 por ciento superior.

Continuar leyendo

100 años del Parque Nacional Picos de Europa… Donde las manos acarician el cielo

El Parque Nacional de Picos de Europa, el primero de España con esta figura de protección, cumple cien años desde la inauguración de Alfonso XIII el 8 de septiembre de 1918

Publicado

el

Eduardo Margareto / El sol se pone sobre Peña Santa en una imagen desde Collado Jermoso

 

“Picos de Europa es el paisaje natural más bello que he conocido. Y he contemplado paisajes muy impresionantes en los 94 países que he visitado. Los hay maravillosos en Latinoamérica, pero la belleza armónica de Picos es incomparable. Yo no recuerdo un paraje tan bonito”. El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero conoce bien este espacio. Lo mamó durante muchos veranos de su infancia y recorrió sus cumbres, senderos y canales más adelante. Incluso, allí se escapaba durante su etapa como jefe del Ejecutivo para aparcar la actualidad; quizás reflexionar sobre algunas de sus iniciativas…

Donde el agua ha fraguado, con el paso de miles de años, un territorio especial de hayedos, praderas y caliza que dan cobijo en armonía a rebecos, oso pardos, lobos, y al casi desparecido y mítico urogallo. Y donde el hombre ha moldeado con sus manos desde tiempos inmemoriales su paisaje, un balcón hacia la Meseta. Picos de Europa es el único parque nacional con núcleos habitados.

Rodríguez Zapatero, Carlos Soria, Julio Llamazares o Isidoro Rodríguez Cubillas, entre otros, en charla con Ical dan fe de que es un lugar único. El Parque Nacional de Picos de Europa cumplirá oficialmente cien años el próximo 8 de septiembre. Alfonso XIII plasmó en 1918 con un acto oficial de inauguración la ilusión y el trabajo del senador asturiano, Pedro Pidal, marqués de Villaviciosa, apoyado en la sabiduría ancestral y el conocimiento de un pastor leonés, Gregorio Pérez ‘El Cainejo’. Su nieta, Leandra Pérez, le recuerda con entusiasmo: “Mi abuelo fue el descubridor más famoso en Picos; a ningún alpinista, guía u otra persona se le recuerda como a él”.

Picos, como todos lo conocen en Asturias, Cantabria y León, rezuma paz y tranquilidad. Es allí donde las manos del hombre acarician el cielo. Donde las cumbres y el firmamento se unen para conformar un paraíso, un edén de 500 millones de años y un espacio único desde el punto de vista geológico, natural, económico, turístico y social.

“Es un gran exponente de esa riqueza que tenemos, de su biodiversidad; y una permanente apelación a ser conscientes de que el planeta puede vivir sin la especie humana, pero la especie humana no puede vivir sin el planeta Tierra”, desliza Rodríguez Zapatero. “Un lugar de ensoñación, una fábrica de sueños que existe geográfica y realmente, pero que tiene una connotación legendaria por los marineros que los veían cuando se acercaban a las costas del norte de España”, evoca el escritor leonés Julio Llamazares.

El Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, como se llamó en 1918, fue el primero declarado con esta figura en España. Sus menos de 17.000 hectáreas iniciales, que recogían únicamente territorio asturiano y leonés, suman hoy en día 67.127 gracias a dos ampliaciones en 1995 y 2004, con los macizos Occidental o Cornión, Central o Urrieles, y Oriental o Ándara. En ellos afloran y erosionan cuatro ríos: el Deva y Sella, limítrofes, y el Cares y Duje.

Presentan la mayor formación caliza de la Europa Atlántica y entre sus riscos habita el simbólico rebeco, a quien Pidal pretendió defender del furtivismo con su declaración como Parque Nacional. Sus bosques están poblados de corzos, ciervos, jabalíes, lobos, el oso pardo y el muy amenazado urogallo; en sus cielos sobrevuelan el buitre leonado, el águila real y alguna pequeña colonia de alimoche, y en su territorio la riqueza vegetal es incuestionable. En su interior guarda tesoros como el monte de tilos de Corona, en Cordiñanes, una fuente de riqueza en el pasado que explotaron los vecinos de la zona y un espacio “singular”, solo comparable con otro igual en Japón, según desliza el biólogo y veterinario Francisco Javier San Juan.

Leandra Pérez nieta del Cainejo en el establecimiento queregenta en Posada de Valdeón

 

Alfonso Gago Pérez, nieto del Cainejo, trabajó en la construcción de la Ruta del Cares

Una personalidad forjada por las cumbres

En Picos de Europa su gente es diferente, especial. El director del Parque Nacional, Mariano Torre, lo tiene claro: “Si la gente dejara de vivir allí sería otra cosa, puede que ni mejor ni peor, pero sería otra cosa. Tenemos un paisaje que está construido por el uso ancestral de cientos de años y que tiene mucho que ver con la permanencia de la gente y con que esta siga usando este terreno”. “Forja la personalidad de tener templanza”, añade el expresidente del Gobierno para quien hay dos características que definen a los lugareños: la dureza y la tranquilidad con que se toman la vida.

En Picos de Europa es necesario perder la cordura para poder alcanzar puntos tan altos como Peña Santa, Naranjo de Bulnes, Llambrión o Torre Cerredo, que con sus 2.650 metros de altura es el techo de este retiro dorado. Pero también para habitar refugios como Vegabaño o Collado Jermoso, lugares idílicos para disfrutar de puestas de sol únicas.

“Para vivir así, aislado, hay que tener unas particularidades y ver la vida de otra manera. Obviamente nos gusta esto porque si no nos iríamos. No es comparable con otros tipos de vida. Hay algo que te empuja a quedarte aquí, la naturaleza…”, sostiene Julián Morante, guarda de Vegabaño. Allí vive con su mujer y sus dos hijos, a quienes baja a diario al colegio de Oseja de Sajambre, y que pueden presumir de haber visto de cerca a toda la fauna característica. La majada se puede calificar de escenario de cuento alpino, con su pradera, el refugio, la postal al fondo de Peña Santa y los narcisos, que en mayo anuncian la llegada del deshielo.

Collado Jermoso, refugio por el que pasan entre 2.500 y 3.000 personas al año, es diferente. Para muchos, un santuario tras el importante esfuerzo para subir, un lugar donde evadirse. Un espacio único cuando el sol se pone en Peña Santa, junto a Torre Bermeja y con picos como Cerredo y Llambrión como testigos. Es un ‘chill out’ a 2.000 metros. Con el murmullo de las conversaciones de los visitantes, los últimos pájaros y el soplo de aire fresco del anochecer. “Cada día es muy diferente a otro; cambian las luces, el tiempo, la meteorología… una particularidad que le da ese toque nuevo. Un día hay mar de nubes, otro día las nubes cambian de color y otro hay mucha nieve. Aunque te acostumbres, no te deja de sorprender”, explica Pablo Sedano, el guarda del refugio ‘Diego Mella’.

Para muchos, como Rodríguez Zapatero, Collado Jermoso es el mejor lugar “sin duda alguna”. “Un amanecer allí no es comparable con nada. Es una belleza natural. Y si en ese momento aparece algún rebeco es la culminación de un estado de plenitud”, expresa con la mirada perdida.

Sentado casi sobre un mar de nubes, allí arriba y con sus gafas de sol, el montañero Isidoro Rodríguez Cubillas llega a emocionarse con el paisaje, el entorno y con la sensación de “la prueba superada con el esfuerzo”. “Este paisaje me encandila y llena mi vida”, sostiene. No es extraño. Es un lugar casi espiritual que traslada la inmensidad de la naturaleza, el acompañamiento de la roca rosada, rojiza en función de la refracción de la luz, y las praderas de las altas vegas, como Liordes, donde pastan caballos y alguna de la mejor carne de León. Y donde los simbólicos rebecos están al rececho del humano que transita junto a ellos, reposando en los aún abundantes neveros de verano.

Camino a Collado Jermoso

 

Eduardo Margareto / Ruta del Cares

Un adelantado a su época

La declaración de Picos de Europa como Parque Natural tiene algo de epopeya. Pedro Pidal, un adelantado a su época, conoció los parques norteamericanos de Yellowstone y Yosemite y se propuso replicar el modelo en la Cordillera Cantábrica. Lo hizo 50 años antes de que en el Viejo Continente se empezase a hablar de esta figura.

“El problema en Picos de Europa es diferente a Yellowstone, donde habían pasado cuatro indios y se mantenía como se encontró. En Picos hay un parque cultural, donde la presión humana motiva el paisaje de praderías preciosas al lado de vegas y majadas. Sin esa presión, el parque se llenará de árgomas y ‘cotoya’”, comenta el biógrafo del marqués, Luis Aurelio González.

Sin embargo, el impulso definitivo se produjo después de que el conde francés de Saint-Saud alcanzase en 1982 la cumbre de Torre Cerredo, la mayor altura de Picos, con 2.650 metros. Era algo que el orgullo de un cántabro no podía dejar pasar y Pidal se aprestó a coronar el mágico Naranjo de Bulnes. “¿Cómo voy a dejar que unos extranjeros suban al pico más mítico de mis queridos Picos de Europa?”, se preguntó, y en su respuesta tuvo la excelente ayuda de ‘El Cainejo’ un pastor que conocía la zona como la palma de su mano y que fue su guía, el primer sherpa español, y quien le llevó a la cumbre. Leandra Pérez lo recuerda así: “Subían poco a poco. Mi abuelo, cuando llegaba a lugar seguro, le decía a Pedro Pidal que avanzara hasta allí. Y así coronaron”.

Hasta la cima llevaron dos botellas de vino. Bebieron una, en la que Pidal metió su tarjeta, y dejaron otra para el siguiente en conseguir cumbre. Lo hizo el mexicano de origen alemán Gustav Schulze el 1 de octubre de 1906 y al año siguiente, el marqués cántabro, el conde francés y el aventurero mexicano compartieron cena, experiencias y agradecimientos. Schulze le devolvió entonces la tarjeta.

Pedro Pidal, Marqués de Santillana, en Picos de Europa con pastores

Aprender a ser guarda

Con la declaración del Parque Nacional se creó la figura del guarda, para la que Pidal también se rodeó de gente de la zona, habitualmente cazadores que conocían cada palmo. Uno de ellos eran el abuelo de Julio Martínez, actual guarda en Picos y tercera generación ya de este oficio. “Ser guarda es mi vida. Desde que estaba en la cuna y nací ya tenía una responsabilidad. Con cinco o seis años iba al bar y sentía cualquier conversación de furtivos para contárselo a mi padre. Para mí es todo. Es como si me faltara algo si dejara de ser guarda”, explica.

Este depósito de sabiduría ancestral se enriquece cada día pero la esencia es la misma: “La mejor manera de conservar la naturaleza es respetarla. Es de todos. Pero si cada uno que venga se lleva una flor, una piedra bonita, la tiramos al río y matamos una trucha, nos cargamos un rebeco, lo espantamos, le alteramos el hábitat… Cualquiera que venga a Picos de Europa que intente, con la máxima cautela, disfrutar de todo, pero que no interfiera”. Lo decía su padre y es todo un programa de vida.

Santa María de Valdeón

 

Posada de Valdeón

 

Mirador del Tombo en Cordiñanes

 

Oseja de Sajambre

 

Valle de Sajambre

 

Ruta del Cares

 

Guardas del Parque Nacional de Picos de Europa a principios del siglo XX

 

Pedro Pidal, Marqués de Santillana

 

El Cainejo

 

El Rey Alfonso XIII inaugura el Parque Nacional de Picos de Europa el 8 de septiembre de 1918

 

Refugio de Collado Jermoso

 

Camino a Collado Jermoso

 

Valle de Liordes

 

Valle de Liordes

 

Continuar leyendo

Los litigios por impago del alquiler caen un 42,9% en Castilla y León en los últimos cinco años

El 74,6% de las sentencias por arrendamientos en la Comunidad dan la razón al demandante

Publicado

el

 

Los litigios iniciados sobre arrendamientos urbanos por impago de la renta se redujeron de forma drástica en Castilla y León durante los últimos cinco años. El número de sentencias dictadas por los tribunales pasaron de las 624 en 2012 a las 356 el pasado año, lo que se traduce en un descenso del 42,9 por ciento, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) consultados por Ical.

En ese sentido, los tribunales emitieron 356 sentencias en las que el impago de la renta enfrentó a propietario y arrendatario. Se trata de 18 más que en 2016, cuando se contabilizó la cifra más baja. Por tanto, los litigios crecieron un 5,32 por ciento durante 2017 en relación al ejercicio anterior, aunque lejos de los 624 de 2012.

Asimismo, Castilla y León registró en total 406 sentencias por arrendamiento urbano durante el pasado año, un 9,13 por ciento más que en 2016. Este incremento fue muy inferior al contabilizado a nivel nacional que se situó en el 19,2 por ciento, con un total de 11.814. De ellas el 80,5 por ciento fueron por alquiler de viviendas y el 19,5, restante por arrendamientos con usos distintos.

Asimismo, la falta de pago de la renta o cantidades que se asimilan (fianzas) fue la causa mayoritaria de las sentencias dictadas por los tribunales de justicia sobre arrendamientos urbanos. En concreto, representó el 87,7 por ciento en la Comunidad, con 356, como en España, donde representaron un 82,02 por ciento, con 9.691. También la denegación de la prórroga supuso el 1,5 por ciento y el subarriendo o la cesión no autorizada, el 0,5 por ciento.

Por otra parte, el 74,6 por ciento de las sentencias por arrendamientos urbanos emitidas en 2017 en Castilla y León estimaron totalmente la demanda presentada, principalmente por impagos. Además, un 10,6 por ciento se desestimaron y un 14,8 por ciento, se estimaron de forma parcial.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) explica que si el inquilino deja de pagar durante más de un mes el alquiler, el propietario debe, primero, ponerse en contacto, ya sea por teléfono o por escrito. Si el inquilino no responde, tendrá que volver a reclamarle el pago, pero ya medios que supongan una prueba legal: burofax, conducto notarial, o acto de conciliación judicial. Si aún así el inquilino no paga, no queda más remedio que ir a juicio.

Puede reclamar lo que se le debe, o resolver el contrato y solicitar el desahucio por impago, o las dos cosas a la vez. En el caso de que el inquilino sea solvente, aconseja reclamar la cantidad adeudada. De lo contrario, además de no cobrar nada, tendrá que hacerse cargo de los gastos por el proceso judicial. “Mejor céntrese en resolver el contrato y recuperar el inmueble”, recomienda la OCU.

Los desahucios se solucionan en un juicio verbal, un procedimiento “rápido y no demasiado complicado”, aunque requiere presencia de abogado y procurador. La OCU advierte de que debe tenerse en cuenta que sus honorarios son libres y pueden variar mucho de uno a otro. Como ejemplo, para un impago de dos mensualidades de 1.200 euros, el coste del juicio puede suponer entre 800 y 4.000 euros.

Antes de que se celebre el juicio, el inquilino tiene la posibilidad de pagar lo que debe, mediante un depósito en el juzgado o ante notario (lo que se conoce como “enervación”). Para que el problema de desahucio se resuelva rápidamente, el casero puede comprometerse a perdonar toda o parte de la deuda a cambio de que el inquilino abandone el inmueble en el plazo pactado.

 

Prevenir, mejor que curar

Por otra parte, la OCU recomienda a los arrendadores que tomen medidas preventivas. Antes, recomienda asegurarse de comprobar la identidad del inquilino y su solvencia. Para ello, propone pedir una copia de dos nóminas y su número de la Seguridad Social. También plantea pedir una fianza -como mínimo equivalente a una mensualidad (dos, si no se trata de una vivienda); un aval bancario para que si el inquilino no paga, el banco lo haga -se debe exigir un importe mínimo de seis meses de renta y un plazo equivalente al del contrato.

Finalmente, el propietario puede reclamar un aval personal privado. Es más fácil para el inquilino que el bancario, pero el propietario tendrá que comprobar la solvencia del avalista. Finalmente, existe la alternativa del seguro de impago. Algunas compañías cubren el impago del alquiler, el desahucio y los desperfectos de las viviendas, pero normalmente se exige que el inmueble sea la vivienda habitual del inquilino.

Continuar leyendo

Lo + visto

Pin It on Pinterest