Conecta con nosotros

La Alberca cumple con la tradición: por San Antón….el cerdo se rifó

El municipio salmantino de La Alberca acoge la tradicional rifa solidaria del cerdo cuya recaudación irá destinada a un proyecto de formación en Benin

Publicado

el

Puedes pasar las fotos del Álbum pulsando en las flechas

 

Si el municipio salmantino de La Alberca destaca por algo “es por haber sabido mantener sus tradiciones y leyendas”. Así lo declaró hoy el alcalde Miguel Ángel Luengo, quien se mostró orgulloso de celebrar un año más “uno de los eventos de invierno con más fuerza en la zona” como es San Antón y la rifa de su “ilustre vecino”. Una tradición que se mantiene a lo largo de la historia, “siempre con un carácter solidario, de ayuda a los más necesitados”, como apuntó. A ritmo de gaita y tamboril y amenizado con los bailes típicos de la zona, los vecinos de La Alberca esperaban impacientes en la Plaza Mayor la salida de “su cerdo más querido”, al que cuidaron entre todos desde el pasado mes de junio y que a partir de hoy tendrá dueño propio.

En esta ocasión se hizo esperar y no fue hasta pasadas las 13.30 horas cuando se abrieron las puertas del callejón para que el Marrano de San Antón hiciera acto de presencia por el ágora albercana y “comenzara su peregrinación”. Este año contó con un chip para facilitar su localización por las calles a través de una aplicación de la web del Ayuntamiento, ya que en otras ocasiones resultó “un poco difícil dar con él”.

El tiempo acompañó y fueron muchos los vecinos, curiosos y visitantes de otras localidades los que asistieron a esta jornada festiva con su especial “toque solidario y de fraternidad”. Y es que en varios puntos de la plaza se cocinaron desde media mañana diversos platos elaborados con productos de la zona, que fueron repartidos entre todos los asistentes, donde no faltaron las danzas y el folclore popular.

Festividad solidaria

Para La Alberca esta festividad supone ese carácter solidario y una proyección hacia el mundo de una zona de ibéricos, como explicó el regidor. El año pasado la asociación de mujeres del pueblo decidió que en 2018 el padrino fuera el antiguo párroco, Policarpo Díaz y él a su vez propuso que la recaudación de la rifa se destinara al proyecto ‘Luz para Benin’. Y así fue. Un total de 5.000 papeletas se vendieron durante estos meses, hasta que hoy se conoció el número ganador, que correspondió al 3.868. La suerte fue a parar a una vecina natural del municipio, residente en Béjar y lo que aún no se conoce es el próximo destino de este marrano de San Antón.

Por su parte, Poli Díaz, como es conocido en la zona, se mostró orgulloso de ejercer como padrino para “hacer una llamada a la solidaridad y la justicia en el mundo”. Aseguró que esta “es una tradición muy bonita y siempre es bueno retomar las viejas raíces”. Asimismo recordó que “el dinero es importante, pero también esa concienciación y solidaridad” para colaborar en proyectos como el elegido este año, porque “un euro en España no es lo mismo que en África”.

Luz para Benin

La idea de destinar íntegramente el dinero recaudado para colaborar en el proyecto ‘Luz para Benin’ surgió en la Unidad Pastoral ‘Centro Histórico’ de Salamanca, formada por varias parroquias de la capital charra, a raíz de la buena relación con un sacerdote destinado en esa región. Se trata de un proyecto que permitirá la puesta en marcha de una escuela de formación profesional de electricidad para jóvenes que viven en Banikoara, una de las zonas más pobres de Benin, en África. Así lo explicó Javier Hernández, miembro de la Unidad Pastoral.

El proyecto contemplará varias fases desde la construcción de edificios destinados a las aulas, laboratorios, hasta la formación del profesorado y alumnado, además de la creación de una empresa cooperativa para que los nuevos profesionales puedan ejercer la profesión.

Tradición milenaria

El marrano de San Antón es una tradición que se remonta a la Edad Media, cuando cristianos conversos y árabes judíos se refugiaban en la sierra salmantina. Su religión les prohibía comer carne de cerdo y para demostrar ante la Inquisición que su conversión era cierta, tomaron por costumbre criar cerdos en las casas. De esta manera, las dudas sobre su conversión quedaban resueltas.

La Alberca no dudó en mantener año tras año esta costumbre y desde el pasado mes de junio, todos los vecinos se encargaron de “cebar” a su propio “Antón”.

Con la rifa celebrada hoy este marrano cuenta con una nueva dueña, aunque se desconoce su próximo destino. Los agraciados “son libres de hacer lo que quieran con el premio”, dijo el alcalde Miguel Ángel Luengo, quien añadió que en más de una ocasión el cerdo fue indultado y trasladado a una finca madrileña. Por su parte, la fábrica de ‘Embutidos Fermín’ que donó este cerdo, también ofrece la posibilidad de cambiarlo por un lote de productos ibéricos. Sea como sea, el municipio salmantino de La Alberca espera de nuevo poder volver a celebrar esta tradición que sin duda “les hace únicos en la zona”.

Continuar leyendo

Salamanca acoge su primer Festival Internacional de Jazz con la idea de que sea “referencia por los espacios patrimoniales” donde se celebra

El concejal de Cultura y Turismo, Julio López, muestra su deseo de que el evento, surgido por el VIII Centenario de la Usal, “no sea flor de un día” tras una primera edición que cuenta con Cécile McLorin y Benny Golson como grandes reclamos

Publicado

el

 

La ciudad de Salamanca se convierte esta semana en capital del jazz en España con la celebración de su primer Festival Internacional de Jazz, una iniciativa surgida con motivo de la conmemoración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca pero que espera mantenerse con la idea de convertirse en “referencia” del género “por los espacios patrimoniales” donde se celebra.

Así lo reveló, en la rueda de prensa de presentación del evento, el concejal de Cultura y Turismo de Salamanca, Julio López, que mostró su deseo porque el Festival Internacional de Jazz “no sea flor de un día ni de un año” y que “se pueda repetir en el futuro”, tras la dedicatoria este año al VIII Centenario de la Usal como forma de “vincular una actividad musical de calidad al patrimonio”. Todo ello con el objetivo de “llevar más allá la imagen de Salamanca”.

López agradeció al productor Jordi Suñol y al músico Fernando Viñals la conformación de un cartel de artistas “que cumple las expectativas de todos los amantes del jazz, que van a tener una oportunidad de oro de ver lo mejor que se está haciendo en el panorama actual de forma gratuita y en un espacio como el Patio de Escuelas” a partir de las 22.30 horas.

Y es que aunque el recinto universitario al aire libre será el escenario de la primera edición del Festival Internacional de Jazz de Salamanca, “la idea de futuro es que este festival pueda ser una referencia, además de por los nombres, por los espacios donde se hace, algo que no se podrá ver en otras ciudades”, y por lo que se buscarán diferentes enclaves patrimoniales para celebrarlo, siempre con “alternativas” en espacios cerrados por si hubiese inclemencias meteorológicas.

Para esta primera edición, se conformó un “programa variado” con “amplitud” en los estilos dentro del jazz para “llegar a todos los corazones”, según explicó el músico Fernando Viñals. Así, el Festival Internacional de Jazz de Salamanca comenzará el martes 10 de julio con el concierto de Jesse Davis, referencia actual del ‘bebop’ tan característico de mitos del género como Charlie Parker, que estará acompañado por el Fred Nardin Trío.

El jueves 12 de julio será el turno de la mixtura entre jazz y flamenco con el concierto de Carles Benavent Trío acompañado de Tomasito, mientras que los ritmos cubanos del pianista Iván ‘Melon’ Lewis y The Cuban Swing Express cerrarán el ciclo el próximo 14 de julio.

Mención aparte merecen las dos principales actuaciones del festival. Por un lado, la cantante estadounidense Cécile McLorin, referencia vocal actual del género y seguidora de grandes voces del jazz como Billie Holiday o Sarah Vaughan, actuará el 11 de julio junto a, previsiblemente, The Aaron Diehl Trío, si bien los problemas de salud de Diehl podrían provocar un cambio en los acompañantes de última hora.

Por otro lado, el viernes 13 de julio “uno de los pocos músicos que quedan vivos y en activo” de la generación que fue “la base del jazz”, el saxofonista Benny Golson, ofrecerá un concierto junto a su cuarteto a los 89 años de edad, edad a la que, sin embargo, se encuentra en “un estado físico y musical increíble, conservando todas sus facultades”, explicó el otro gran organizador del primer Festival Internacional de Jazz de Salamanca, Jordi Suñol.

El propio Suñol explicó que “cuando se habla de jazz, hay muchos estilos bajo la misma etiqueta” y que es “raro” que al público seguidor del género “le gusten todos los estilos de jazz”. “Por eso hemos intentado diversificar la programación, para llegar a todos los tipos de público desde el jazz más puro, neoyorquino y original, interpretado por jóvenes como Jesse Davis o veteranos como Benny Golson, a los toques cubanos de ‘Melón’ o los flamencos de Tomasito”, sentenció.

Vivir del jazz

También se refirió Jordi Suñol a la posibilidad de vivir del jazz en España. Tras bromear afirmando que había “oído decir que sí”, explicó que, en su caso particular, es “un privilegiado que lleva casi 50 años viviendo de su ‘hobby’” pero que, hoy en día, “sí se puede vivir del jazz porque estamos en un mercado global” en el que, en su caso, trabaja “desde Turquía a Colombia, pasando por Senegal”.

“Los gustos no difieren entre países porque el mundo de hoy es global”, continuó Suñol, quien afirmó que, independientemente del país, “hay gente a la que le interesa el jazz muy creativo, el último grito en invenciones armónicas, mientras que otros prefieren el jazz más melódico, el más clásico, y luego hay gente a la que le gustan más los híbridos con otros estilos de música”. No obstante, el productor musical sí reclamó una “ley de mecenazgo que funcione bien” en España para que el jazz crezca en el país. “Con eso es suficiente”, concluyó.

Continuar leyendo

Amenábar inicia en el centro histórico de Salamanca el rodaje de ‘Mientras dure la guerra’

La grabación del nuevo film del director hispano-chileno, protagonizado por Karra Elejalde en el papel de Miguel de Unamuno, comenzó esta mañana en la calle Compañía

Publicado

el

 

El director hispano-chileno Alejandro Amenábar comenzó en la mañana de hoy en Salamanca el rodaje de su nueva película, ‘Mientras dure la guerra’, primer film que realiza en lengua española en los últimos 14 años tras el rodaje de ‘Mar adentro’, y en el que se adentra en los últimos meses de vida de Miguel de Unamuno en el contexto de la Guerra Civil española.

Desde primera hora de la mañana, los últimos preparativos del rodaje se desarrollaron a lo largo de las calles Bordadores y Compañía, donde el propio Amenabar supervisaba los detalles junto a un grupo de actores ataviados con el uniforme de soldados y multitud de miembros del ‘staff’ técnico de la película ante la mirada de curiosos y viandantes, a los que fue cortado el paso pasadas las 11.00 horas para el comienzo de la filmación.

El rodaje se trasladará durante los próximos días a otros escenarios de la ciudad de Salamanca, entre los que destaca la plaza Mayor, en la que durante las últimas jornadas se han desarrollado trabajos de preparación del film como la construcción de un parterre para evocar el jardín con el que contaba el ágora charra durante los meses en que se inspira la película o la recomposición de letreros de la época en algunos de los establecimientos que aparecerán en el film.

Amenábar afirmó que el actual proyecto es “muy especial” puesto que se trata del primero que rueda en lengua española “después de mucho tiempo” y por ser “una historia real que, pese a retratar el pasado reciente de España, habla muy directamente sobre su presente”, informó Movistar+.

Precisamente la plataforma de contenidos audiovisuales de Telefónica es la encargada de producir el film, que cuenta con guión de Alejandro Amenábar y Alejandro Hernández y está protagonizado por Karra Elejalde en el papel de Miguel de Unamuno, al que acompañan en el elenco de actores Eduard Fernández, Santi Prego o Natahile Poza, entre otros.

El rodaje de ‘Mientras dure la guerra’, producida por Fernando Bovaira y Domingo Corral, se llevará a cabo durante las ocho próximas semanas en Salamanca, Toledo y Madrid, y contará dentro del equipo técnico con Alex Catalán como director de fotografía, Juan Pedro de Gaspar como director de arte o Sonia Grande como diseñadora de vestuario.

La película sitúa el punto de partida en el verano de 1936, cuando Miguel de Unamuno decide inicialmente apoyar la sublevación militar contra el Gobierno de la II República, lo que motiva su destitución como rector de la Universidad de Salamanca. Tras las primeras victorias de Franco y debido a la deriva sangrienta del conflicto, Miguel de Unamuno comienza a cuestionar su postura inicial, lo que da paso a los acontecimientos que se suceden hasta el final de su vida, el 31 de diciembre de 1936.

El nuevo film de Alejandro Amenábar recorre así los últimos y decisivos meses de la vida de Miguel de Unamuno, a través de acontecimientos como la toma de Salamanca por parte del ejército sublevado o la famosa apertura del curso universitario de 1936, en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca.

Continuar leyendo

El polvorín de Tejares, el ‘barrio’ de los murciélagos de Salamanca

Entre los túneles y pasadizos del antiguo polvorín de Tejares, se refugian colonias de hasta cuatro especies de estos animales mientras el Departamento de Biología Animal de la Usal busca atraer a más para su estudio

Publicado

el

Expertos en murciélagos estudian una colonia instalada en el antiguo polvorín. En la imagen Javier Hernández junto a la entrada del polvorín recién vallada para evitar que entren gamberros / Fotografías David Arranz

 

 

Entre mediados y finales de los años 30, en plena Guerra Civil, un grupo de militares construyó en la vereda del río Tormes, a poco más de dos kilómetros de la entrada en Salamanca capital, un conjunto de edificios para proteger el principal, una red de túneles de cerca de un kilómetro de longitud que albergaba la pólvora, munición, armas de distinto calibre y explosivos que se usaban durante el conflicto armado. Ocho décadas después, y tras el abandono del complejo en 1987, una peculiar colonia de habitantes sustituye en estos días a la que en su día fue importante población de militares en la zona.

Se trata de murciélagos. En concreto, cuatro especies distintas que, en mayor o menor número y según la época del año, pueblan los túneles del antiguo Polvorín de Tejares de Salamanca como refugio debido a sus ideales condiciones de temperatura y humedad. Así lo explica el naturalista e investigador del Departamento de Biología Animal de la Universidad de Salamanca, Luis Hernández Tabernero, quien señala que además de la “interesante humedad” que encuentran los murciélagos en el Polvorín de Tejares, acompañada de las “bajas corrientes de aire” que permiten el establecimiento de un “microclima” para que “el sistema metabólico pueda mantenerse en funcionamiento durante la hibernación” de los murciélagos, también influye para su presencia que el refugio está “muy próximo al río”, lo que les asegura “abundancia de alimentos”.

Y es que las cuatro especies que habitan en esta zona de túneles salmantina son “insectívoras”, lo que hace que busquen espacios cerrados y ocultos pero cercanos a aguas dulces para, como cormoranes o garzas, alimentarse de los insectos que se multiplican en estas zonas.

Precisamente por la idoneidad del Polvorín de Tejares como refugio para murciélagos, desde el Departamento de Biología Animal al que pertenece Hernández Tabernero se está tratando de atraer a más murciélagos a la zona para poder ayudar a su estudio, tanto a nivel poblacional como migratorio. Y es que, tal y como explica el naturalista de la Usal, “hay especies que son sedentarias, con desplazamientos que son muy cortos en un territorio, y otras en las que se han llegado a detectar más de 2.000 kilómetros de distancia entre su refugio invernal y estival”, gracias a los estudios realizados por investigadores portugueses. Por ello, el estudio iniciado en el Polvorín en 2014 trata de averiguar si los murciélagos tratan este lugar como un refugio de invierno para hibernar, de verano para tener sus crías, o mixto, dadas sus especiales condiciones de habitabilidad para estos animales.

Por el momento, y en los más de tres años que se lleva estudiando esta colonia por parte del equipo de la Usal, formado por cinco biólogos, ambientalistas y naturalistas, se han hallado principalmente ‘miniopterus schreibersii’, conocido comúnmente como murciélago de cueva, especie migratoria procedente en muchos casos de Portugal de la que se han llegado a hallar, en un mismo día, 80 tipos en el Polvorín de Tejares. También, aunque en menor medida, se hallaron ‘rhinolophus ferrumequinum’, ‘plecotus austriacus’ o murciélago orejudo gris, y ‘myotis myotis’, también conocido como murciélago ratonero grande. Entre todos, y según explica Hernández Tabernero, congregarían una colonia que, en los momentos de máxima población existente en el Polvorín salmantino, llegarían hasta los 150 ejemplares.

 

Protección

No obstante, y dentro de ese objetivo para atraer al mayor número posible de murciélagos y especies al Polvorín de Tejares para poder estudiarlos, el equipo de la Usal se encontró un problema: el vandalismo de la zona. “Por la proximidad con el barrio de Buenos Aires, aquí había de todo, desde toxicómanos hasta ‘okupas’, gente que venía a los edificios abandonados a hacer rituales satánicos o incluso un grupo de chavales que se dedicaron a venir con pistolas de ‘airsoft’ para disparar a los murciélagos”, relata Hernández Tabernero.

Por todo ello, el grupo de investigación del Departamento de Biología Animal de la Usal realizó un informe para pedir al Ayuntamiento de Salamanca y al Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León el cerramiento de los túneles del Polvorín, puesto que el murciélago es un animal que se encuentra “en el catálogo de especies protegidas”. Por ello, y desde hace poco más de un mes, el Consistorio salmantino procedió a colocar unas vallas especiales para “impedir la entrada a los túneles de cualquier persona sin autorización” que sí permite, en cualquier caso, el acceso a los roedores voladores, lo que según Hernández Tabernero se traducirá en que “más murciélagos puedan acudir a refugiarse” al Polvorín de Tejares.

 

Programa ‘Life’

Pero, ¿cómo empezó este estudio tan exhaustivo de murciélagos en Salamanca? Tal y como manifiesta Luis Hernández Tabernero, todo comenzó cuando se desarrolló “un programa ‘Life’ para el estudio de los murciélagos en Castilla y León”. Ese fue el punto de partida para hacer un catálogo de refugios y especies en la Comunidad que, en la vertiente salmantina, coordinaron el propio Hernández Tabernero junto al profesor e investigador de la Universidad de Salamanca, Miguel Lizana.

“Los datos que había antes sobre murciélagos en la región no eran demasiados y pertenecían al último atlas de mamíferos en el caso de Salamanca”, confiesa Hernández Tabernero, quien explica que, a partir del programa ‘Life’, empezaron “a trabajar en los refugios detectados y a estudiar la población de murciélagos principalmente por una cuestión de protección”. Así fue como encontraron refugios como el del túnel de La Fregeneda, cercano a la frontera con Portugal, que según Hernández Tabernero es el segundo mayor de Castilla y León por número de murciélagos, o el del Polvorín, en el que esperan atraer a más de estos animales para continuar con su estudio.

Un estudio que además pretende acabar con algunos mitos sobre estos animales como, por ejemplo, que son violentos. “Un murciélago no es violento, nunca te va a atacar si no lo manipulas o lo coges”, explica por ello Luis Hernández Tabernero, quien no obstante matiza que “es un animal salvaje y si lo coges, se va a intentar defender, pero nunca ataca si no se le molesta”. Además, también precisa que en Europa, todos los murciélagos son “fructívoros o insectívoros”, ya que los hematófagos “se localizan entre México o Brasil”, pero que incluso en esos casos “suelen atacar a animales, no al hombre, y siempre para alimentarse”. No es, no obstante, el caso de los murciélagos que desde hace algunos años pueblan, como unos vecinos más de Salamanca, el antiguo Polvorín de Tejares, el ‘nuevo barrio’ de los murciélagos salmantinos.

Continuar leyendo

Lo + visto

    Pin It on Pinterest